Hidrófugos para proteger fachadas

Si estás leyendo esto es porque, probablemente, seas consciente de la importancia de proteger correctamente las fachadas de los edificios. No sólo por cuestiones estéticas, sino por los problemas estructurales que la humedad puede causar: desprendimientos del revestimiento, oxidación de los hierros del forjado, moho, etc…

pared de ladrillo sin hidrofugar

En esta imagen se ve claramente las manchas de musgo en los ladrillos. Son como unas pequeñas motas amarillas verdosas que van creciendo con la humedad que absorbe el propio ladrillo.

Una de las soluciones para evitar esto es la aplicación de materiales hidrófugos en la parte exterior del edificio. Veamos qué alternativas tenemos. 

Antes de nada deberíamos explicar qué significa eso de «hidrofugar». Para eso debemos aclarar que hidrofugar es un concepto distinto a impermeabilizar. Aunque ambas técnicas tienen la misma finalidad: luchar y proteger de la humedad los soportes donde se apliquen.

Impermeabilizar un soporte consiste en crear una película que tape cualquier poro evitando el paso de líquidos sobre él. 

Mientras que hidrofugar, consiste en aplicar una capa que modifique la superficie de manera que no deje pasar el agua a través de ella. Pero sin taponar completamente todos sus poros, para que el material sobre el que es aplicada pueda transpirar. Evitando así las temidas humedades por condensación o capilaridad.

De esta manera, aislamos la parte interior de la humedad que pueda penetrar desde la parte exterior. A la vez que mantenemos el aspecto original de la superficie, evitando la aparición de moho y humedades que le da ese aspecto tan antiestético a nuestras fachadas o muros.

Aquí podemos ver una comparativa de una fachada sin hidrofugante y otra a la que sí se le ha aplicado.

hidrofugante pared piedra
hidrofugante pared pizarra

Tipos de hidrofugantes para fachadas

En el mercado existen varios tipos de hidrofugantes para proteger las fachadas de los edificios de las humedades. Los que solemos utilizar nosotros son los siguientes:

Hidrófugos pulverizables

Dentro de la gama de hidrofugantes, debemos tener en cuenta SIEMPRE, que sean hidrófugos de nano partículas. De esta forma evitamos el problema que os comentamos anteriormente: humedades en el interior debido a que los materiales no transpiren como es debido.

Estos hidrofugantes tienen las características de ser invisibles y mantener intacta la apariencia del soporte donde son aplicados. Aparte de ser transpirables y proteger la superficie de las inclemencias climatológicas gracias a su gran resistencia.

hidrofugante nanoparticulas

Hidrófugos con color para tejados

Permiten aplicar una película protectora de color a la teja, protegiéndola del paso del agua a la vez que evita la aparición de musgo y hierbas gracias a su efecto biocida. También son conocidas comúnmente como pinturas para tejados. 

hidrofugante para tejas

Hidrófugos nano-fotocatalíticos

También usan la tecnología de nano partículas y el producto más caro con diferencia. Ya que protegen la fachada de la polución, las inclemencias meteorológicas y la acción de los rayos uva. Además que, gracias a sus prestaciones, mantienen el aspecto original de la fachada, ya que se limpia con facilidad sólo con el agua de la lluvia.

Morteros hidrófugos

Son morteros que generalmentes se usan en nuevas construcciones o reformas. Estos morteros ya incorporan propiedades hidrofugantes que los hacen perfectos para aplicar como terminación de fachadas.

Decir también que existen hidrofugantes para morteros, que se le añaden a estos para que, una vez sequen, adquieran esas propiedades hidrorepelentes que no poseen por sí solos.

Barreras hidrófugas para humedad por capilaridad

Este tipo de hidrofugantes es un poco diferente al resto. Para empezar su densidad es mayor, ya que su uso y forma de aplicación también es distinta.

Son como unos geles o pinturas que se inyectan en los interiores de muros, suelos y paredes para evitar el ascenso de la humedad por capilaridad. Esto crea una barrera capilar que evita que el agua la atraviese, a la vez que permite que la superficie, «respire».

Cómo aplicar hidrofugante correctamente

Si no fuera por la casi segura necesidad de utilizar escaleras o andamiajes, la aplicación de material hidrófugo sería bastante simple.

Sólo habría que limpiar bien la superficie que queremos hidrofugar y esperar a que estuviera completamente seca. Importantísimo dejar secar el tiempo necesario (hasta 72 horas si hemos utilizado agua a presión).

Una vez bien seca la superficie, aplicaríamos el producto hidrofugante con ayuda de una pistola, brocha o rodillo. Como aplicaríamos cualquier pintura.

Estos productos los podemos aplicar en todo tipo de fachadas, ya sean fachadas de piedra, de pizarra, hormigón, ladrillo visto o monocapa. 

Lo que sí debemos tener en cuenta es que, según la porosidad del material a tratar, debemos aplicar más o menos cantidad de producto. Ya que, cuanto más cantidad de producto pueda absorber el material hidrofugado, más efectiva será esa hidrofugación.

Resumen: Características de una superficie hidrofugada

Aplicar un barrera hidrofugante en la superficie exterior de cualquier edificio, le confiere unas características bastante importantes como para no tomar este tema a la ligera. Una pared bien hidrofugada tendrá unas característica tan deseables como:

  • Repelen el agua.
  • Permiten la transpiración normal de la vivienda.
  • El producto aplicado es incoloro e invisible (no da brillo).
  • Mantienen el aspecto original.
  • Están protegidas de los rayos solares y las condiciones ambientales adversas.
  • Fácil limpieza.
  • Evitan la aparición de moho, musgo y salitres.
  • Resistentes al paso del tiempo.
  • Evita daños estructurales.

Si, después de leer esto, queda alguna duda de qué hidrofugante deberías aplicar en tu fachada, podéis dejarnos cualquier pregunta en los comentarios. Estaremos encantados de contestarlas todas!

También podría interesarte
pintar con caucho
Noticias
Pintura de caucho antigoteras

En la actualidad, somos muchos los que nos gusta realizar nuestras propias tareas de mantenimiento en nuestras viviendas. Y acabar

2 comentarios en “Hidrófugos para proteger fachadas”

    • Hola Rosana!!
      Antes de nada, disculpa la tardanza en contestar.
      Sinceramente, para contestar su pregunta necesitaría más información al respecto.
      Es que el precio final por metro cuadrado no sólo va a depender del tipo de soporte.
      Son muchos factores a tener en cuenta, como por ejemplo el tipo de trabajo previo a la aplicación de hidrófugo, la accesibilidad de la zona, el clima donde esté ubicada la fachada a hidrofugar, la orientación de la misma…
      De todas formas, la animo a que contacte con nosotros por teléfono o por mail y nos dé más detalles, estaremos encantados de poder ayudarla.
      Un saludo!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.